Digno de una cinta cinematográfica del nuevo cine latinoamericano fue lo que sucedió este jueves en Bahía Blanca, cuando los familiares de un difunto tomaron el despacho del intendente Héctor Gay a los golpes de puño, roturas y amenazas de muerte, con el objetivo de poder sepultar a un familiar recientemente fallecido.

Todo se inició cuando este jueves, por la mañana, un grupo de familiares rompió una puerta e ingresó a los golpes al despacho de Gay, solicitando que se solucione el conflicto, debido a que el paro impedía la inhumación o la cremación de fallecidos.

Entre las personas que reclamaban se encontraban familiares del futbolista Claudio "Truco" Apud, un exjugador del ascenso que se suicidó este fin de semana.

Al ingresar al despacho oficial, los manifestantes agredieron al vocero municipal, Pablo Romera, y al coordinador de los espacios Nido, Luis Tonin, quienes intentaron calmar al grupo.

El conflicto se inició la semana pasada, cuando el intendente realizó cuatro nombramientos en la obra social de los trabajadores municipales. En desacuerdo con la decisión, los empleados municipales comenzaron una medida de fuerza que afectó todos los servicios que presta la Comuna.

Uno de los momentos más tensos del reclamo se vivió cuando Orlando Apud, hermano del fallecido delantero, aseguró que si no se resolvía el conflicto "nosotros mismos vamos a enterrarlo".

"Vamos a tomar las palas y los picos y haremos el pozo para Claudio donde está la tumba de mi padre", aseguró el hombre.

Finalmente, pasado el mediodía los empleados del cementerio local anunciaron que levantaban la medida para permitir las inhumaciones y cremaciones que se habían acumulado en los últimos días.

Los trabajadores lamentaron la situación y se comprometieron a "poner todo nuestro empeño para dar respuesta".