Mediante una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal, vecinos de Bahía Blanca pidieron que se regule el salario del intendente local como también los ingresos del Gabinete. Hoy se supo que el macrista Héctor Gay gana 345 mil pesos y sus allegados entre 80 y 100 mil pesos. 

"No escapa a su elevado criterio que, en circunstancias económicas difíciles, la austeridad no sólo debe plasmarse en discursos sino en hechos", aseguraron desde la agrupación Integración Ciudadana en la misiva enviada a Vidal. 

Proponen que se modifique la ley orgánicas de las municipalidades para regular los ingresos de los jefes comunales: "El Intendente gozará del sueldo que le asigne el Presupuesto, el que en ningún caso podrá ser inferior a siete y medio (7,5) sueldos mínimos. El sueldo mínimo a que hace referencia el presente artículo será el resultante de considerar el sueldo básico de la categoría inferior del ingresante en el escalafón administrativo", reclamaron.