El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó este jueves un plan de inversiones para la ejecución de 23 obras destinadas a solucionar los problemas históricos de provisión, distribución y acceso al agua potable en los municipios de Bahía Blanca, Coronel Rosales y Villarino.

En ese marco, Kicillof explicó que “las obras que se necesitan son costosas porque la red ha sido abandonada durante mucho tiempo, generando problemas de distribución y poniéndole un techo al futuro de Bahía Blanca”.

Lo hizo en un acto en la Planta Patagonia de Aguas Bonaerenses SA (ABSA) junto al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, y el intendente macrista Héctor Gay.

“No es solo un problema actual, sino que es sobre todo una preocupación para el futuro. Tenemos grandes planes para el desarrollo de la región que se ven limitados por la falta de acceso al agua”, indicó el Gobernador.

Además, agregó que “los recursos estaban disponibles a fines de 2015, pero luego se perdieron por la decisión de no ejecutar el crédito otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF)”. Sin decirlo, Kicillof apuntó contra María Eugenia Vidal, ex gobernadora de Buenos Aires. ¿Por qué no ejecutó un crédito disponible? Silencio.