Cerca del mediodía del viernes 16 se conoció en Bahía Blanca el registro de contagios de COVID-19 detectados en la ciudad en las 24 horas anteriores. Los 485 positivos fueron récord, como también lo fue el número de casos activos: desde el inicio de la pandemia, nunca hubo tantas personas en condiciones de continuar la propagación del virus.

Pero las malas noticias no terminan ahí. Según información oficial, ya se ocuparon todas las plazas de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) disponibles para pacientes con cuadros graves de coronavirus en el sistema sanitario de Bahía Blanca, que también debe atender las derivaciones de un extenso territorio regional, reseñó de forma exclusiva el portal AGENCIA PACO URONDO. 

El sábado 17 se agregaron dos camas de UTI, que se restaron a las destinadas a personas con otras patologías. Se ocuparon en el momento, y el porcentaje de ocupación superó el 100%. Los registros oficiales informaron que este domingo quedó una libre, contando a las añadidas.

En Bahía gobierna el ultramacrista Héctor Gay, que parece seguir con la lógica que buscan imponer otros dirigentes de la coalición Juntos por el Cambio: esto es, seguir como si no existiera el coronavirus. Copian la estrategia de Jair Bolsonaron en Brasil, que fue catastrófica en cantidad de muertes en el país vecino.