El Secretario General de SUTEBA se refirió al conflicto con los maestros bonaerenses y el silencio del Ejecutivo provincial. Además respondió a la última operación política-mediártica sobre el supuesto viaje en primera clase a Suiza.

El secretario General del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, advirtió que “en caso de que no haya avances por parte del Gobierno, de que no haya convocatoria, tenemos el mandato de llevar adelante una medida de fuerza. Tendrían que convocarnos, estamos esperando que esta semana haya esa convocatoria".

Con respecto al supuesto viaje en primera clase a Suiza, Baradel manifestó: "Fue una vergüenza lo que hicieron. Una vergüenza de quienes se creen dueños de todas las cosas. Se creen dueños del poder y son dueños nuestros, que nos pueden decir que cosas hacer. El ladrón siempre cree que todos son ladrones como él. Creen que nosotros somos como ellos. Denuncian sin verificar nada. La verdad es que lamento mucho todo. Se pueden equivocar, claro, ahora es lamentable que si se equivocan no pidan disculpas o se retracten, algunos ya se han retractado. Creo que eso está muy bien".

"Hay cosas muy importantes para discutir en el país, ellos quieren desviar el tema y, además, deslegitimar una lucha que hemos dado a brazo partido y seguiremos dando. Lo mismo que acá en Ginebra, denunciando ante la OIT los embates que los trabajadores estamos sufriendo por parte del gobierno argentino", dijo Baradel en declaraciones radiales por FM La Patriada.

En ese sentido, el dirigente amplió:"A pesar de la información falsa que se difundió, nunca estuve en Miami. Yo soy Secretario de Relaciones Internacionales de la CTA, podría haber estado. Miami no es un lugar que, particularmente me llame mucho la atención para ir, al contrario. En términos personales no tengo ningún interés de viajar a Miami. Pero podría haber viajado en términos de la representación sindical. No hay congresos o actividades sindicales en Miami, siempre se plantean en lugares como Washington o Nueva York".

"Todos vieron el linchamiento mediático que ejercieron contra mí durante todo este tiempo de pelea por la paritaria. Yo creo que causaron el efecto contrario al que buscaban. Buscaban dañar, desprestigiar. Terminaron convirtiéndome a mí y, fundamentalmente a la organización gremial, como referentes de la lucha contra el ajuste", finalizó Baradel.