Hace unos días Sergio Berni volvió a aparecer como un actor en la Provincia de Buenos Aires. Golpeado por las dudas sobre su actuación en el caso Nisman el secretario de Seguridad había dejado la escena pública por unas semanas, pero ahora quiere recuperar terreno perdido.

Por ello en los próximos días tiene previsto debutar en la calle con una particular cartelería pública con su rostro y el slogan "Berni puede", según los afiches preliminares que adelantó el portal Infobae.

La idea de Berni es posicionarse en la carrera, de final abierto, que tiene el Frente para la Victoria de cara a las elecciones para suceder a Daniel Scioli en La Plata. Por ahora hay muchas contendientes y pocas certezas.

El eje del discurso del funcionario nacional es un tema muy sensible en la sociedad y sobre todo en corazón del conurbano bonaerese: la seguridad. Tratando de penetrar con un perfil de gestión, entonces, buscará integrar algún binomio competitivo.

Hasta el momento las versiones más sólidas hablan de una probable fórmula de corte naranja entre el titular de la Anses, Diego Bossio y el propio Berni, en la que "SuperBerni" sería vicegobernador. Aunque no hay confirmaciones oficiales.

Mientras negocia, con varias terminales, el secretario de Seguridad se mostrará con dirigentes de grandes centros urbanos que tienen como tema sensible la seguridad para potenciar su perfil resolutivo. Veremos si eso le alcanza para remontar.