Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, se refirió a la represión en Quilmes a trabajadores despedidos. "Hubo un operativo policial mal diseñado", afirmó.

Además, el funcionario peronista defendió la medida tomada por la provincia de Buenos Aires: "Tomó las definiciones que había que tomar. Auditoría interna está haciendo el sumario correspondiente", describió. 

Por su parte, Berni visitó a los heridos: "Queda un paciente internado con un traumatismo en la cara, pero se está recuperando bien", confirmó en diálogo con La Nación. Ayer, luego de la represión policial, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, también cuestionó el accionar de la Bonaerense.