Carlos Bianco, jefe de Gabinete bonaerense, volvió a realizar un balance sobre los cuatro años de gobierno de María Eugenia Vidal en la Provincia.

Al respecto, resaltó “en el año 2017 hubo una cantidad de obras públicas razonables, aunque nosotros siempre lo dijimos y denunciamos que era obra de superficie que no tenía como objetivo modificar ninguna estructura de la provincia de Buenos Aires, sino que era un objetivo meramente electoral”.

“Después, sobre todo cuando se profundizó la crisis económica a partir de los primeros meses de 2018, la verdad es que no hicieron nada. Si vos ves los números finales, no hay una sola área en donde hayan mejorado la situación respecto de 2015. Esto quiere decir que la provincia de Buenos Aires tiene problemas estructurales desde hace muchísimos años, pero el gobierno de María Eugenia Vidal no sólo no solucionó ninguno de esos problemas o siquiera hizo un camino de solución, sino que los empeoró a todos”, subrayó.

En este sentido, el funcionario aseveró que “hoy estamos sufriendo muchos de esos problemas en el contexto de la pandemia y el objetivo de empezar a darle un camino de solución estructural a todos esos problemas, por ejemplo en el sistema sanitario estamos haciendo un grandísimo esfuerzo con obras y equipamiento; también arreglamos, pintamos e hicimos obras en 1700 escuelas; ahora con el programa de Tierra y Vivienda para solucionar otro problema estructural de la Provincia que se agravó muchísimo durante los últimos cuatro años”.

“Es lo que nos pidió el gobernador, los problemas no se esconden con pauta, no se esconden con marketing político como hacía Vidal. Los problemas se sacan de abajo de la alfombra, se ponen sobre la mesa y vemos cómo lo solucionamos. Obviamente, para los problemas estructurales las soluciones no son coyunturales, es decir que no son de un día para otro, pero lo que hay que hacer es empezar a marcar el camino y recorrer ese camino en el tiempo”, completó.