Previsible: el intendente macrista de Pinamar, Martín Yeza, copió a su líder Mauricio Macri y buscó recusar al juez federal Martín Bava que lo investiga por el robo de tarjetas Alimentar. Desde la Cámara Federal de Mar del Plata ratificaron al magistrado subrogante de Dolores.

Tras ser confirmado en la causa, al mismo tiempo, se dispuso hacer lugar a que el intendente de Pinamar, Yeza, sea indagado el próximo 17 de noviembre, tres días después de las Elecciones Legislativas generales. Las investigaciones ya comprobaron el robo de tarjetas y por ese motivo fueron procesados hombres de confianza de Yeza. Ahora se busca dilucidar si el intendente estaba al tanto. 

En la resolución en cuestión, los camaristas Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez señalaron que "coincidimos con el juez recusado que no median razones objetivas que permitan sostener que el mismo ha sido parcial en el trámite del sumario, encontrándose debidamente garantizados los derechos que asisten al imputado a fin de ser juzgado por un juez imparcial".

A su vez, indicaron que, de parte del intendente de Pinamar, Yeza, se alegó una "sospechosa premura en el marco de la campaña electoral", de la "pretensión inamovible de llevarme a un proceso ilegítimo en el que se trasluce una intencionalidad suprajurídica" y del "objetivo de ocasionar un daño en mi imagen pública en momentos que el daño a mi persona que produce en el proceso electoral denota una falta de republicanismo que debe evitarse".

En contestación, sentenciaron que esas manifestaciones "son todas expresiones motivadas en criterios subjetivos que no tienen correlato en elemento objetivo alguno que pudiere surgir de estas actuaciones, y solo conforman una mera disconformidad personal del encausado con la medida judicial tomada, justamente aquella relacionada con la oportunidad donde el imputado recusante puede ser oído en el ejercicio de su defensa material sobre los motivos, circunstancias y pruebas que con correcto celo procesal el a quo ha indicado en forma previa a cada una de esas citaciones judiciales".

Así las cosas, destacaron que "no habiéndose demostrado por parte del recusante la parcialidad del juez al que se pretende recusar ni elemento objetivo que lo acredite", resolvieron "no hacer lugar al pedido de recusación formulado" por Yeza y su abogado, Ignacio Jakim, contra el juez Martín Bava.