La Comisión por la Memoria (CPM) denunció a través de un comunicado un hecho gravísimo de violencia institucional ocurrido en Mar del Plata. "La Comisión por la Memoria repudia el violento ataque sufrido el jueves por Matías (un niño de 9 años con discapacidad) a manos de un agente de la policía bonaerense", aseguró el organismo de Derechos Humanos.

Según informaron, cerca del mediodía, Matías, de 9 años, y su hermano (12) jugaban con un arma de juguete en la vereda de su casa en un barrio de Mar del Plata. En ese momento, un oficial de policía que circulaba en un patrullero se detuvo al verlos, se bajó y "comenzó a golpearlo brutalmente mientras lo ahorcaba con una remera". Al escuchar los gritos de su hijo, la madre salió de su casa y lo encontró tirado en el piso, mientras el agente continuaba con los golpes y lo reducía.

La CPM acompañó y asesoró a la madre del niño para realizar la denuncia penal, que fue canalizada a través de la Defensoría Pública. Además, la CPM presentará el lunes próximo la denuncia ante la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad Provincial y realizará distintas acciones para la protección de la denunciante y el acompañamiento del niño.

Como consecuencia del hecho, el niño de 9 años, que padece un retraso madurativo, se encuentra muy afectado psicológicamente, llorando permanentemente, muy angustiado y temeroso de salir a la calle. 

La madre del niño es una conocida militante social y activista por los derechos humanos, integrante de la red de familiares víctimas de violencia institucional de la CPM, organizadora de actividades y marchas contra la violencia policial en Mar del Plata.

La CPM denuncia que no se trata de un hecho aislado y singular sino de una práctica cada vez más extendida y generalizada que sistemáticamente viene dando muestras de la violencia, arbitrariedad e impunidad con que operan las fuerzas de seguridad en el territorio.

"Vivimos una época en la que se consolidan discursos oficiales que no sólo promueven sino que además avalan y felicitan el desempeño policial al margen de la ley, con la falsa excusa de dejarlos actuar libremente en la lucha contra el delito. También muchos medios de comunicación y empleados de estos medios despliegan discursos violentos y hacen apología de estos delitos que son violaciones a los derechos humanos", concluyó CPM.