El Ministerio Público de la provincia de Buenos Aires dio a conocer cifras del delito que dan cuenta de un descenso notable entre 2020 y 2019. Según el publicó el organismo judicial entre el 20 de marzo y hasta el 25 de junio de este año (período de cuarentena) hubo 164.932 delitos contra 247.708 del año pasado. 

Los datos arrojan una significativa caída en los primeros días de cuarentena respecto al año anterior. Entre el 20 y el 31 de marzo, cuando tuvo vigencia la primer etapa de medidas restrictivas estrictas, hubo en total un poco más de 13.363 hechos registrados, contra unos 30.599 de las mismas fechas en 2019. Esa reducción superior al 50% se sustenta también en las limitaciones para la circulación. 

Con la flexibilización de las medidas llegó un incremento casi lógico de los delitos, aunque siempre por debajo de las estadísticas de 2019. En abril fueron más de 42 mil y en mayo hubo otro salto destacado hasta superar los 58 mil. 

Ese incremento se explica por el relajamiento de la cuarentena y también por el empeoramiento de la situación social en todo el país, pero aún peor en el Gran Buenos Aires. Que las estadísticas sigan por debajo de 2019 da cuenta de cuál era el contexto social durante el último año del macrismo, tan grave como el actual. Aunque con una pandemia de diferencia...