El gobierno de Buenos Aires informó de qué modo aplicará las restricciones recomendadas por el decreto del Poder Ejecutivo Nacional en vista de tratar de acotar la circulación del coronavirus. La implementación de las medidas dependerá de la situación sanitaria de cada municipio. 

En primer lugar, la administración de Axel Kicillof aseguró que continuará empleando el sistema de fases vigente para la habilitación de actividades y servicios en los 135 distritos de la provincia, de acuerdo con su situación epidemiológica y sanitaria. En la actualidad 17 municipios se encuentran en Fase 5, 109 en Fase 4 y 9 en Fase 3.

En ese marco, los distritos que se encuentran en fases 3 y 4 deberán suspender las actividades entre las 01.00 y las 06.00 horas. Quedarán excluidas las actividades productivas manufactureras, agropecuarias y todas aquellas definidas como esenciales de acuerdo a la normativa vigente.

Además, deberán reducir los eventos sociales, recreativos y familiares a grupos de hasta 10 personas en espacios cerrados y abiertos.

Además, desde el gobierno reafirmaron que seguirán los controles "estrictos" para evitar fiestas clandestinas en toda la provincia de Buenos Aires. En ese sentido, decidieron incrementar las multas.