A toda velocidad, la provincia de Buenos Aires está vacunando a un ritmo de más de 50 mil personas por día. Ya vacunó a 740 mil personas y tiene preparadas 600 mil dosis que distribuirá en los próximos días. 

De esta manera, el gobierno de Axel Kicillof ya inmunizó al 5% de su población. Al ritmo actual, podría vacunar a casi la mitad de la población en los próximos tres meses. Un impresionante éxito de gestión que explica los ataques del macrismo y del Grupo Clarín contra la gestión peronista. 

La oposición y los grandes medios de comunicación saben que la provincia de Buenos Aires es el principal bastión de cualquier elección, dada su extensión demográfica. Allí vive el 40% de los argentinos. Una gestión buena en esa provincia implicaría el triunfo del peronismo en las legislativas de este año. De allí que todos los cañones mediáticos apunten contra Kicillof (y, ahora, contra su familia). 

"Mientras siguen las operaciones, en la Provincia de Buenos Aires seguimos vacunando, vacunando y vacunando", aseguró Kicillof en redes sociales. "El plan de vacunación que estamos llevando adelante en la Provincia es un ejemplo de velocidad, transparencia y eficacia. Tal vez por eso es que inventan mil mentiras para alimentar el odio. Frente a cada ataque, responderemos vacunando y protegiendo a nuestro pueblo", describió.