La senadora del Frente de Todos, Gabriela Demaría, presentó un proyecto de Ley para establecer el "Día de la Protección de las Claves de Acceso Personal en el entorno digital” en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de  “promover la incorporación de mejores hábitos en el uso de las claves personales de acceso, que son la puerta de ingreso a datos personales y patrimoniales”.

Según el texto de la iniciativa, se “pretende abordar una problemática que se ha instalado en los últimos años en un contexto donde la utilización de medios informáticos para operar en distintos ámbitos de la vida cotidiana ha crecido exponencialmente”.

En ese marco, se propone que el primer jueves de mayo de cada año se realicen a lo largo de la Provincia actividades informativas y de capacitación para concientizar a la población sobre la importancia de preservar la identidad digital frente a su robo o suplantación y tomar precauciones que eviten exponer datos personales.

En los fundamentos del proyecto, la presidenta de la Comisión de Usuarios y Consumidores del Senado bonaerense, explicó que “entre las acciones de ciberseguridad recomendadas, se encuentra la de cambiar las contraseñas periódicamente y no utilizar el mismo patrón para todas las cuentas y accesos. Específicamente, se aconseja cambiar la antigua contraseña por una más fuerte; contar con uno o dos factores de autenticación; proteger con contraseña el router wifi; no guardar contraseñas en la computadora o celular; desloguearse cuando se termina de utilizar un programa; remover periódicamente archivos temporarios de internet”.

La iniciativa, que está en tratamiento en las comisiones del Senado, detalla algunas de las modalidades utilizadas en ciberdelitos para vulnerar la seguridad.

Entre ellas, el phishing, donde se adopta la identidad de una entidad confiable, empresa, banco, etc. y se logra manipular al usuario o usuaria para que ingrese sus datos personales;

Otro es el ataque producido por la prueba de diferentes combinaciones al azar, intercambiando nombres, letras y números, hasta que da con el patrón correcto; y otros se producen por medio de programas capaces de registrar cada pulsación de tecla realizada en una computadora o pantalla, para luego enviar esa información grabada a un servidor externo. Estas situaciones se agravan si el usuario o usuaria utiliza la misma contraseña y denominación para diferentes cuentas.

Para finalizar, la senadora del Frente de Todos sostuvo que “el marco constitucional y convencional garantiza el derecho a la identidad, a la privacidad y a la intimidad y ofrece herramientas para su protección efectiva”. Y explicó que “la transformación operada en los modos de vinculación, de consumo y de trabajo que experimenta el mundo hace necesario reforzar la salvaguarda en esta faceta que se denomina identidad digital”.