El Senado de la provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de ley que incorpora la estrategia de reducción de riesgos y daños para embarazos no planificados en el programa de Salud Reproductiva y Procreación Responsable.

“La aprobación del proyecto que logramos es un avance muy importante para la salud de más mujeres. Necesitamos institucionalizar las consejerías en todos los hospitales y en los centros de salud de de la Provincia para evitar la muerte de las mujeres que deciden interrumpir un embarazo”, afirmó la senadora Mónica Macha, autora de la iniciativa.

El proyecto modifica la Ley N° 13.066 de creación del Programa Salud Reproductiva y Procreación Responsable y crea las Consejerías para la Reducción de Riesgos y Daños en Situaciones de Embarazos No Planificados.

“Con este proyecto buscamos bajar la mortalidad de mujeres a causa de abortos inseguros y está centrado en el derecho a la información,” explicó la legisladora kirchnerista.

Las Consejerías intentarán constituir un espacio de contención y asesoramiento a la mujer en situación de embarazo no planificado, basado en información legal, públicamente accesible y científicamente respaldada, orientada a la prevención de riesgos y daños por la práctica de abortos inseguros y al cuidado de la salud integral de la mujer.

“Cargado de un fuerte estigma y culpabilización por su condición de ilegalidad, el aborto es de las principales causas de muerte materna en Argentina. Y son principalmente las mujeres de los sectores populares las que sufren esta situación”, afirmó la senadora de Nuevo Encuentro.

La legisladora, esposa de Martín Sabbatella, reconoció que “Con esta iniciativa queremos replicar la experiencia de Consejerías que implementamos en el Municipio de Morón y donde tuvo resultados comprobados y contundentes”.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, en el 2013 el 18% de las defunciones maternas en la provincia de Buenos Aires fueron causadas por abortos inseguros.

Como resultado de estas variables, desde hace 20 años, en Argentina mueren alrededor de 100 mujeres por año por abortos inseguros, siendo ésta la primera causa de muerte materna en muchas provincias.

En la provincia de Buenos Aires, la información proporcionada por el Ministerio de Salud, afirma que la tasa de muerte materna oscila en las 30 defunciones por 100.000 nacidos vivos por año, de las cuales, un promedio de 24 defunciones son causadas por la práctica de abortos inseguros.