En el senado bonaerense, los integrantes de los jurados de enjuiciamiento dieron inicio al juicio político al juez de Garantía de Lomas de Zamora, Luis Carzoglio, quien había rechazado el pedido de detención de Pablo Moyano.

En su momento, el juez denunció públicamente que fue amenazado de muerte por su decisión, que recibió presiones de los servicios de inteligencia y expuso un “ataque mediático” de las empresas periodísticas, Clarín y La Naciona, con filtración de datos personales.

Este último aspecto involucró al Procurador Bonaerense, Julio Conte Grand, quien además promovió por esos días el desplazamiento del Juez. Sostuvo que su fallo era “inexplicable” y amenazó con reimpulsa un juicio político en su contra. “Hay tres expedientes disciplinarios (contra Carzoglio) que fueron considerados por nosotros para armar el contenido de la denuncia que hicimos para dar inicio al jury de enjuiciamiento”, afirmó entonces el Jefe de Fiscales de María Eugenia Vidal.

Las amenazas se convirtieron en hechos concretos. La habilitación del enjuiciamiento político tuvo 8 votos a favor: los diputados Sandra París y Guillermo Castello, y el senador Marcelo Pacífico, del bloque Cambiemos y contó con el aval de los conjueces Juan Emilio Spinelli (Necochea), Jorge Martínez y Graciela Amione (ambos de La Plata), Jorge Álvarez (San Martín) y Pedro Arbini Trujillo (San Isidro).