La localidad de Azul fue el lugar elegido para la segunda reunión de la Comisión Bicameral que analizar la iniciativa que propone el desenganche de las elecciones municipales de las provinciales. El ámbito fue creado en diciembre del año pasado por un acuerdo de Cambiemos con el Frente Renovador a cambio de los votos positivos al presupuesto y endeudamiento.

Sin embargo, los legisladores de Vidal, encabezados por presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, desestimaron la propuesta de Sergio Massa para que cada intendente defina su cronograma electoral. El bloque de Unidad Ciudadana ya se había manifestado en contra del proyecto por considerarlo “inconstitucional”.

Con Masa fuera del juego, la discusión se centró entre Cambiemos y la oposición por la intención de la Gobernadora de adelantar las elecciones en la Provincia con respecto a la nacional. Durante el encuentro de la comisión, el oficialismo instaló en la agenda los “beneficios” de separar los comicios bonaerenses, una idea que crece en el núcleo duro de Vidal, quien anunció que la estrategia electoral la definirá junto a Mauricio Macri el mes que viene.

Por su parte, los intendentes del peronismo bonaerense llevaron adelante un foro paralelo a unas cuadras de la reunión de la Bicameral para marcar su rechazo al proyecto del oficialismo que busca desdoblar las elecciones. “Repudiamos el accionar de la Gobernadora María Eugenia Vidal y de la Alianza Cambiemos frente a cualquier intento de manipulación de la voluntad popular de los bonaerenses” sostuvieron en un comunicado.

Para el peronismo la idea de “desdoblar” la elección busca “ocultar y tapar la inflación y la recesión que todo el pueblo bonaerense sufre desde hace tres años”, con la excusa de “querer debilitar una candidatura de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

La comisión definió ayer en Azul que la tercera reunión será el próximo 7 de febrero en la ciudad de La Plata. El mismo día, los intendentes peronistas realizarán nuevamente una “cumbre paralela” para denunciar la verdadera intención de Cambiemos: separar la imagen de Vidal con la intención de voto negativa del presidente Mauricio Macri.