El conflicto en la fábrica alimenticia Canale de Lavallol, Lomas de Zamora, se agravó en las últimas horas luego que unas 90 personas fueran despedidas al recibir la notificación de la empresa, que le adeudaba hace tres meses algunos pagos.

Según informaron los trabajadores, en las últimas horas llegaron los telegramas, lo que generó una movilización y un acampe pacífico en la puerta de la planta. El conflicto en la metalúrgica comenzó en abril de 2015, y por el plazo de dos años, tuvieron la paritaria congelada, además de un retraso sistemático en el pago de los haberes.  

Canale, que se dedica a la producción y venta de alimentos enlatados, cuenta con una planta de legumbres en Catamarca; tres de tomates y duraznos en Mendoza (Tunuyán, Tupungato y San Rafael), que produce los envases de hojalata y litografía.

A principios de octubre, la firma Industrias Alimenticias Mendocina propiedad del grupo Alco-Canale, decretó en la Justicia comercial su quiebra en la provincia cuyana, y ahora el conflicto se extendió a territorio bonaerense.