En la conferencia de prensa semanal sobre la situación epidemiológica en la provincia de Buenos Aires, el Jefe de Gabinete Carlos Bianco apuntó esta mañana contra la presentación del Gobierno de la Ciudad, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta, del amparo judicial para sostener la presencialidad de clases, en contramano a lo dispuesto por el DNU del gobierno nacional.

“Es una aberración política judicializar medidas tendientes a salvar la vida de la gente” sostuvo Bianco al respecto y también cuestionó el fallo de la justicia porteña, al que calificó como “aberración jurídica” porque “se tomó atribuciones que le corresponden al fuero federal”. En ese sentido, el funcionario provincial vaticinó que la “Corte Suprema tendrá que decir que ese fallo no tiene vigencia”.

Para Bianco, la diferencia entre la gestión provincial y el gobierno porteño es que “lo que estamos haciendo es tratar de reducir la circulación. Son definiciones políticas distintas. Nosotros no vamos a permitir que ninguna actitud trasnochada sumerja a la Provincia en la anarquía”.

En referencia a la suspensión de clases por 15 días, el Jefe de Gabinete indicó que “el impacto efectivo de la reducción de la presencialidad es de una semana” debido a que el sistema de burbujas en el sistema educativo prevé una semana de clases presenciales y otra de virtualidad.

Acto seguido, Bianco dijo ser “muy optimista de los resultados de las medidas” al detallar: “Si salvamos una vida, la medida estuvo bien”. Y anunció que luego del 30 de abril, cuando finaliza la vigencia de las medidas restrictivas del DNU presidencial, “vamos a trabajar con cada uno de los intendentes para analizar medidas focalizadas respecto de la presencialidad de clases”.

“Todos los que somos docentes, queremos la presencialidad. A mí no me gusta dar clases por zoom. Me gustaría estar explicando en un aula, es lo más óptimo. Pero estamos en el medio de una pandemia que tiene como objetivo reducir la presencialidad” añadió Bianco.

Sobre el rol de los intendentes de Juntos por el Cambio, el funcionario bonaerense opinó. “Dialogamos con todos. Hay algunos intendentes con la legitima pretensión de ser candidato a gobernador y, ante cada medida, salen a tirar toscas pero después las acatan. Con quienes tienen responsabilidad de gestión, hemos demostrado responsabilidad política”.

En otro tramo de su discurso, indicó que a pesar de que “la mala noticia es que los casos siguen aumentando, la buena es que el ritmo de crecimiento en la última semana fue menor, aumentaron un 17 por ciento respecto a la semana anterior”.

Respecto al sistema de fases que rige en la Provincia, Bianco detalló que a los 35 distritos del AMBA que se encuentran en fase 2, se suman 3 nuevos: Zárate, Castelli y General Villegas. El cambio de fases, explicó, fue solicitado por sus intendentes y citó el caso de General Villegas, donde el intendente Eduardo Campana, de Juntos por el Cambio, expresó su necesidad de suspender las clases presenciales en algunas localidades del Distrito. “Esto demuestra que somos flexibles y dinámicos” afirmó Bianco.