Hace tiempo que el sciolista de Almirante Brown Mariano Cascallares se propuso convertirse en un puente entre su jefe político y el kirchnerismo bonaerense más ortodoxo como el que encarna el vice Gabriel Mariotto.

De ahí que la última declaración de amor del número dos del gobierno provincial al ex motonauta, bendiciendo su precandidatura nacional junto a la de Florencio Randazzo para sucederlo en La Plata, ha sido como un canto de sirenas para sus oídos.

“Ha militado desde los orígenes de este proyecto y es un hombre con un posicionamiento ideológico muy claro", dijo Cascallares celebrando el nuevo posicionamiento de Mariotto. Y destacó que sus palabras demuestran “un alto grado de madurez política al pensar desde lo colectivo”.

En 2013, en ocasión de su candidatura al frente de la lista de concejales de Almirante Brown, el actual presidente del Instituto de Previsión Social bonaerense ya había logrado reunir en un mismo escenario al tándem de gobierno provincial. Y eso que, por entonces, Mariotto y Scioli no se mostraban tan en sintonía como ahora.

Por supuesto, la necesidad electoral tiene cara de hereje y la multiplicidad de oferentes para correr por la presidencia y la gobernación bonaerense en octubre obliga a enterrar resentimientos y pensar en términos estratégicos, al menos durante los próximos meses.

“De la misma manera que lo planteó Gabriel Mariotto, el peronismo tiene que estar más unido que nunca para los desafíos que se vienen”, avaló Cascallares, al tiempo que aprovechó para destacar las oportunidades nacionales del gobernador: “Scioli tiene la experiencia y la capacidad para darle continuidad al proyecto nacional y popular”.

Para Cascallares, al fin y al cabo, se trata de abandonar "los intereses personales, no solamente por el futuro del proyecto nacional y popular, sino por los argentinos".

Aunque en algún momento se insinuó el nombre de Mariotto para competir en las primarias bonaerenses, el propio vicegobernador se encargó de aclarar su predilección por Randazzo.

Para ello, el ministro de Interior y Transporte debería primero bajar de su precandidatura nacional para luego asociarse a Scioli de cara a octubre, algo que por ahora parece lejano.

"Es una fórmula de lujo", se entusiasmó Mariotto en una entrevista con el diario La Capital, de Mar del Plata. "Daniel y Florencio son los mejor posicionados. Les tengo un gran respeto y cariño a ambos y las diferencias que tengo con ambos son las que van nutriendo al peronismo. Nos completan, pero no nos distancian", añadió.