Metido de pleno y con confianza en sus posibilidades para competir en las PASO bonaerense y conquistar la candidatura oficialista, Carlos Castagneto reunió a sus propios muchachos peronistas para una foto. Fue en San Vicente, lugar icónico del Justicialismo, donde 21 intendentes se encolumnaron, almuerzo mediante, detrás de la nominación del número dos de Alicia Kirchner.

“Los intendentes conocen el compromiso que asumimos todos los días en la gestión. Desde el Ministerio de Desarrollo Social, con Alicia Kirchner, venimos trabajando con ellos desde el 2003, implementando políticas de inclusión social que permiten cambiar la calidad de vida de las familias”, celebró Castagnetto el espaldarazo luego del encuentro.

En rigor, es su primera instantánea para mostrar fortaleza política concreta, más allá del respaldo de Kolina y su líder, la cuñada presidencial.

“Es un hombre de gestión que ha demostrado su capacidad para trabajar y es un buen proyecto para la Provincia de Buenos Aires”, saludó Hernán Zurieta, intendente de Punta Indio.

Y el anfitrión del encuentro, Daniel Di Sabatino, coincidió: “Carlos tiene fundamentalmente por sus venas una gran militancia y es un gran peronista, eso es lo que más vale para nosotros”.

Entre los comensales estuvieron además los intendentes Enrique Slezack (Berisso), Juan Carlos Veramendi (General Paz), Alberto Gelené (Las Flores), Diana Arguello (Lobería), Ricardo Curuchet (Marcos Paz), José Luis Vidal (Necochea), Mario Secco (Ensenada), Juan Antonio Delfino (Suipacha) y el presidente de la Federación Argentina de Municipios, Julio Pereyra (Florencio Varela).

Secco fue otro de los que endosó ante los medios y sin tribulaciones la candidatura del ex arquero de Gimnasia y Esgrima: “Castagneto siempre que lo necesitamos estuvo, y vamos a estar en este momento clave para él”.

Hace poco menos de diez días, Castagneto había elegido San Fernando, distrito massista, como cabecera del lanzamiento de su precandidatura a la gobernación de la Provincia de Buenos Aires pese a que su nombre anda dando vueltas desde mucho antes.

“El desafío de la provincia es grande por varios motivos, pero tenemos que tener ejes para transformarla en la provincia que todos nos merecemos”, invitó entonces en las puertas de la Unidad Básica “César Nieto” con las banderas de Kolina coronando la fachada.

Consultado sobre su apoyo a Castagneto, el intendente “Quique” Slezack describió al precandidato como un hombre de “calidad” y “responsabilidad. Y explicó, respecto al almuerzo en San Vicente: “Es bueno que tengamos estos encuentros para darnos ánimo, debatir sobre lo que tenemos que cambiar y hacérselo llegar a los dirigentes del gobierno nacional”.