La baja en el primer semestre fue del 3,1 por ciento, informó la Federación Económica de Buenos Aires. La mayor baja se produjo en el rubro textil.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas en la provincia de Buenos Aires acumularon un retroceso de 3,1% en el primer semestre del año, informó la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA).

La entidad detalló que en junio último, las ventas tuvieron otro retroceso del 1,9% interanual, y se detectaron desempeños negativos en todos los rubros relevados, con la excepción del sector de la construcción, que creció 1%.

Los que presentaron mayores bajas fueron Textil (-3,2%) y Bazar y Perfumería (-2,8%), de acuerdo con el relevamiento de FEBA.

En un comunicado, la entidad puntualizó que las cantidades vendidas se redujeron en un 49% de los comercios consultados. Una cifra alarmante que explica la ola de persianas que se bajan y comercios que se cierran en la gestión Cambiemos.

Además, indicó que el menor poder adquisitivo de la población sigue siendo la razón principal que mencionan los comerciantes como responsable de la caída en ventas (38%).