En uno de los tantos tambos del interior de la provincia de Buenos Aires, la precandidata a Senadora de Unidad Ciudadana, dialogó en Lincoln con productores lácteos, quienes  denunciaron el aumento de insumos tales como gasoil, electricidad y el alimento para las vacas o la caída del consumo de leche, entre otros.

En diálogo con Cristina Fernández de Kirchner, los productores lácteos de Lincoln sostuvieron que la devaluación provocó un fuerte aumento del alimento para los animales bajando considerablemente el margen de rentabilidad y en algunos casos el cierre total de los establecimientos lecheros.

Los productores también manifestaron que el aumento del gasoil y las tarifas eléctricas impactaron de lleno en el funcionamiento de los tambos y por ello los costos en total aumentaron 300 % desde la devaluación de diciembre de 2015.

Luego de la visita al tambo, Cristina se reunió con el presidente de la Sociedad Rural local, Anibal Fernández, y otros productores locales. En la reunión trazaron un panorama similar al del productor lechero.

Durante su visita a Lincoln Cristina fue recibida por más de 500 linqueños. Asimismo visitó a los candidatos locales y seccionales.