La ex presidenta se reunió con intendentes bonaerenses “leales” y les pidió que "trabajen por una unidad amplia del peronismo, que no excluya a nadie”.El encuentro fue en el Instituto Patria, del que la ex mandataria se retiró sin hacer declaraciones a la prensa.

A pesar de que el PJ bonaerense vive momentos de tensión por el armado de las listas de los próximos comicios, la ex mandataria volvió con el mismo mensaje que les brindó a los intendentes en la segunda reunión que mantuvieron semanas atrás en la casa del diputado Juan Cabandié en el barrio de Caballito.

“Unidad” fue la palabra que repitieron cada uno de los intendentes que al salir del Instituto Patria, en el barrio porteño de Congreso, mostraron una actitud positiva y calificaron al encuentro como “muy bueno”, y hasta un intendente joven del interior de la provincia se animó a ironizar sobre la amplitud de la unidad sugiriendo convocar al líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

Sobre la posible candidatura a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires de Cristina Kirchner, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, manifestó: “No hablamos de candidaturas. Sólo de la necesidad de armar un espacio de unidad en base a acuerdos programáticos”, remarcó.

Sin embargo, un intendente a la salida declaró ante algunos periodistas que “no hay plan B. La única candidata posible es Cristina Kirchner. Todos los intendentes dejarán de dudar y especular por un lugar en la lista si va Cristina porque es la única que mide más de 45 puntos en sus territorios y ningún intendente se va a ir con Randazzo para perder”, suscribió.

Por su parte, otra de las designadas para hablar con la prensa fue la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, quien señaló que “que con un buen ida y vuelta con Cristina hablamos de un peronismo unido, sólido y amplio en defensa de la gente con un espacio opositor a las medidas de ajuste del Gobierno”.

Tras esta reunión se van a realizar durante esta semana varias reuniones con los líderes municipales que han sido excluido de este primer encuentro.

El pedido de unidad de todo el peronismo bonaerense incluido Randazzo por parte de Cristina Kirhcner, ya fue impulsado por un grupo de intendentes que cenaron con el ex ministro de Interior y Transporte y eso fue rechazado por el oriundo de Chivilcoy porque su intención es “competir en las PASO” para renovar el peronismo y ser su nuevo conductor con vistas a las elecciones presidenciales de 2019.

Los intendentes que asistieron invitados a la reunión que se extendió durante dos horas fueron: Patricio Mussi (Berazategui), Francisco Durañona (Areco), Juan Ustarroz (Mercedes), Walter Festa (Moreno), Mario Secco (Ensenada), Pablo Zurro (Pehuajó), Aníbal Regueiro (Presidente Perón), Santiago Maggiotti (Navarro), Alberto Conocchiari (Alem), Gustavo Cocconi (Tapalqué), Gustavo Barrera (Villa Gesell), Oscar Ostoich (Capitán Sarmiento), Mario Poletti (Ramallo), Hernán Ralinqueo (25 de Mayo), Hernán Yzurrieta (Punta Indio), Juan Gasparini (Roque Pérez), Osvaldo Cáffaro (Zárate), Ricardo Curuchet (Marcos Paz).

En tanto, los intendentes que cenaron con Cristina en la casa de Cabandié y en 20 días no fueron convocados al Instituto Patria a pesar de que habían pedido una reunión con la ex presidenta fueron: Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Ariel Sujarchuk (Escobar), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Julio Pereyra (Florencio Varela).