La presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, María Isabel Reinoso, se refirió al fallo de la Corte Suprema que puso fin al intento de Farmacity de ingresar a la provincia de Buenos Aires, donde una ley prohíbe a sociedades anónimas que se dediquen al rubro farmacéutico. “La verdad es que lo recibimos con mucha alegría y festejo, porque fue una lucha bastante desigual”, señaló.

“Ni remotamente pensé que el abogado podía llegar a ser juez de la Corte y el CEO de la empresa se iba a transformar en vicejefe de Gabinete de la Nación”, agregó en diálogo con AGENCIA PACO URONDO. El dueño de Farmacity es nada menos que Mario Quintana, hombre fuerte durante el gobierno de Mauricio Macri. Además, el abogado de la empresa no fue otro que Carlos Rosenkrantz, que ahora preside el máximo tribunal argentino. Por ese motivo debió abstenerse de opinar en la causa. 

Pero las presiones no terminaron ahí, también jugaron fuerte los grandes medios de comunicación. "Sufrimos un cerco mediático terrible. Había entidades que mandaban comunicados de prensa que nunca se publicaban. Fueron pocos los medios de comunicación que nos dejaron visibilizar la opinión de los farmacéuticos. Me entrevistaban medios importantes, nacionales: el periodista me hacía la nota y después me pedía disculpas porque de arriba no se la dejaban publicar. No podían incluir la palabra Farmacity o mencionar a Quintana", contó. 

"He tenido medios de comunicación que me han dicho que si decía Quintana no me lo publicaba y si decía Farmacity tampoco. Entonces yo les planteaba: ¿de qué hablo? Si el problema es ése ¿Voy a plantear algo genérico si el juicio dice: Farmacity contra la Provincia de Buenos Aires? El expediente tiene esos nombres propios", resumió Reinoso.