El titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, llamó a la huelga desde la puerta misma del colegio siniestrado y disparó: "Vamos a exigir la emergencia edilicia y que arreglen la escuelas".

En tanto, los gremios FEB, AMED, SADOP Y UDOCBA, parte del Frente Gremial Docente pero que no adhirieron a la huelga de Suteba del miércoles y jueves, esta vez sí se sumaron a la medida de fuerza.

La comunidad educativa y bonaerense se vio convulsionada ayer por la explosión en la escuela N 49 de Moreno que culminó con la muerte de la vicedirectora, Sandra Calamano, y el auxiliar Rubén Rodríguez. Rápidamente los gremios docentes bonaerenses convocaron a un paro provincial para hoy, al que se sumaron los trabajadores estatales nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y con muestras de solidaridad de numerosos gremios.

Por su parte, los maestros de la Ciudad también adhieren al paro en solidaridad con sus pares de la Provincia, según comunicó la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) en un comunicado difundido por las redes sociales que se titula "Reclamamos Justicia para lxs compañerxs muertos en Moreno".

"Paramos porque no se pueden dejar pasar estas dos muertes provocadas por la desidia y desinversión en educación. Debe ser un llamado de atención para que nunca más una escuela llegue a esas condiciones de inseguridad porque se ignoraron durante un año los pedidos de reparación", sostuvieron a través de las redes sociales.

"No hay ajuste fiscal que valga más que la vida de Sandra y Rubén. No hay restricciones de gasto público que estén por encima de la vida de los 400 niñxs que se salvaron por 15 minutos", redondearon.