Aunque todavía no fue publicado en el Boletín Oficial, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires dio de baja una iniciativa que estaba destinada a bajar los planes sanitarios a los diferentes territorios barrios y localidades bonaerenses.

La Ley de Promotor comunitario de Salud había sido sancionada por la Legislatura bonaerense, el 30 de noviembre pasado y dependería del Ministerio de Salud bonaerense. La misma buscaba promover la participación y organización popular, para alentar y divulgar los programas sanitarios gubernamentales en los territorios.

Los artículos 6 y 7 de la ley vetada por Vidal aseguraban un cargo en planta permanente al Promotor de salud, los cuales debían encuadrare en el Agrupamiento Personal Técnico; mientras que el artículo 13, establecía un plan progresivo de regularización de los Promotores de salud que actualmente se desempeñan en el sistema sanitario bonaerense y se extendería por cinco años.

En el texto del veto a la ley de Promotores comunitarios de salud, llegado a la redacción de Primereando, se destaca: “La dirección provincial de Economía Laboral del Sector Público del Ministerio de Economía ha destacado que la iniciativa no contiene previsión alguna que contemple cómo se atenderá el costo de la misma”, para luego puntualizar que “el elevado costo conllevaría el ingreso de 5000 agentes de la administración pública, que ascendería a 1465 millones de pesos, hace que los artículos 6,7, y 13 no puedan prosperar”.

Para darle punto final al proyecto de Ley, el vetó está firmado por el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires Federico Salvai, y por la gobernadora bonaerense.