Aprovechando los empujones que le da la prensa, la Primera Dama ya camina el Conurbano. Aunque en distintas oportunidades negaron su posible candidatura, Cambiemos le diseña un perfil social y busca apuntalarse en territorio hostil de la mano de la Evita PRO.

En las últimas horas su destino fue Pilar. En el municipio que comanda el cambista Nicolás Ducoté desembarcó Juliana Awada, acompañada de la ministra de Desarroll Social Carolina Stanley y mostró el perfil social que le diseña la estrategia electoral del PRO a la Primera Dama.

“Agradezco la presencia de la Primera Dama, Juliana Awada, por la visita al municipio “y la calidez con la que trató a nuestros vecinos”, dijo Ducoté en la cooperativa San Cayetano de Lagomarsino donde funciona el programa Inclusión Social con Trabajo “Argentina Trabaja”, donde desembarcaron Awada y Stanley.

Las mujeres PRO recorrieron el taller de la cooperativa San Cayetano que ocupa 10 mujeres y tres hombres. Allí se dedican a la fabricación de muebles, los cuales una parte están destinados a la venta y otra a equipar escuelas y otros edificios de bien público.

La llegada de Awada a Pilar reaviva las posibilidades de que la Primera Dama tome un rol importante de cara a las trascendentes elecciones legislativas de este año. Aunque en Cambiemos lo negaron sistemáticamente, ya le diseñaron un perfil social para transformarla en una especie de Evita PRO.

Para entrenarse acompaña a la ministra de Desarrollo Social en sus recorridas y trata de ganar experiencia para cuando le toque mostrarse en agenda proselitista.

El factor clave que apuntala a Awada es el constante guiño favorable de los medios "amigos" que la convierten en tapa de revistas del corazón casi todas las semanas.