El año pasado, el presidente Mauricio Macri traspasó a la provincia de Buenos Aires las prestatarias de energía eléctrica, Edenor y Edesur. Fue una de las condiciones impuestas en el acuerdo con el Fondo Monetario Nacional (FMI) para reducir el déficit fiscal.

Bajo la órbita bonaerense, la novedad política será que la gobernadora María Eugenia Vidal será la encargada de anunciar una mala noticia para la sociedad, una escena que la gobernadora se mantuvo alejada durante sus primeros años de gestión con la finalidad de evitar un costo político.

Según trascendió, el aumento de las tarifas eléctricas será del 40 por ciento para este año y se implementará en forma escalonada a partir de febrero. En lo que va del gobierno de Cambiemos, la luz aumentó más del 3.600 por ciento.

En la jornada de ayer, una multitud se movilizó por las calles de Mar del Plata para rechazar los aumentos desmedidos de las tarifas públicas. Allí se congregaron referentes de organizaciones sindicales junto un gran número de turistas. Las próximas marchas serán en Bariloche, Mendoza y Córdoba.