A pesar del silencio de la mandataría bonaerense acerca del desembarco de Farmacity en la provincia de Buenos Aires, varios municipios respaldaron el reclamo de los farmacéuticos, quienes denuncian que esta cadena tendría una posición dominante en el mercado.

La avanzada de Farmacity para lograr instalarse en la provincia de Buenos Aires sigue cosechando rechazos en varios Concejos Deliberantes bonaerenses. Los primeros en aprobar iniciativas a favor de la actual ley que regula la actividad fueron Avellaneda, San Nicolás, Rivadavia, Trenque Lauquen, Guaminí y Mercedes, a los que luego se sumaron otros en el resto de la Provincia.

También, se produjeron votaciones en contra del desembarco de la empresa en ciudades como Zárate, Pilar, Tandil, Almirante Brown, Rauch, Luján y Pergamino. Estas dos últimas son las primeras en cerrar las puertas a Farmacity con un decreto municipal.

Por su parte, Famarcity logró un respaldo a sus intenciones de penetrar en la Provincia luego del dictamen -no vinculante- de la Procuración General de la Nación, declarando inconstitucional uno de los artículos de la ley que regula la actividad farmacéutica en el territorio bonaerense y dejando ahora la decisión en manos de la Corte Suprema de Justicia.

Otra medida de defensa que los farmacéuticos bonaerenses esperan con ansias es el tratamiento del Proyecto del Dip. Lisandro Bonelli que plantea declarar el carácter taxativo del artículo 14 de la Ley 10.606, que reglamenta la actividad y que se trataría en la legislatura provincial el jueves 26 próximo.