Tal como adelantó este medio, el gobierno de Axel Kicillof confirmó el relanzamiento del Plan Qunita en territorio bonaerense, el programa lanzado por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para evitar muertes de bebés por cohecho y que fuera desarticulado por la gestión de Mauricio Macri luego de una causa judicial que se cerró la semana pasada por inexistencia de delito.

“La Provincia va a tener su programa Qunita” confirmó el Ministro de Salud, Daniel Gollán, en el cierre de la conferencia de prensa que se realizó este lunes en Gobernación, luego de que apuntara al poder mediático por “fogonear una denuncia falsa” de la diputada nacional Graciela Ocaña.

“En lugar de darnos 10 minutos a nosotros, la pasean a la doctora Ocaña por todos lados y tratan de instalar de que hubo delito, pero que no se pudo probar” afirmó Gollán, quien junto a su vice, Nicolás Kreplak, fueron sobreseídos la semana pasada en la causa luego de que una pericial conformada por la Corte Suprema dictara que no existieron sobreprecios en los elementos que componen el Kit para recién nacidos.

Por su parte, el gobernador Axel Kicillof afirmó que “no solo fue un caso paradigmático de lawfare, sino que se buscó quemar la qunitas” y consideró que “era un programa en favor de quienes más lo necesitan, donde se demostró que no hubo delito pero el daño está hecho”.

Al tiempo que apuntó contra el tratamiento de los grandes medios de comunicación. “Todos aquellos que dijeron cualquier barbaridad, si hoy dedicaran un porcentaje de cobertura para informar que no hubo delito, pero eso no sucede”.

En los seis meses que el plan Qunita funcionó bajo el gobierno de Cristina Kirchner, se llegaron a distribuir 74.408 kits a 289 maternidades en todo el país, de los cuales 43.600 fueron entregados a las familias. Durante ese período, se “triplicó la velocidad de reducción de la mortalidad infantil”.