Así se pronunció hoy la el Tribunal de Casación Penal bonaerense, confirmando el sobreseimiento del ex gobernador de la provincia de Buenos Aires. Un arrebato al vacío del Partido Judicial.

La Justicia bonaerense sobreseyó al ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, en una investigación por presunto enriquecimiento ilícito. La Sala I del Tribunal de Casación bonaerense confirmó hoy la resolución de la Cámara de Apelaciones, que había considerado inadmisible el planteo de un particular respecto del sobreseimiento en la causa, al considerar que el planteo no tiene legitimación legal.

En su voto, el juez Carral explicó que el particular que se presentó a apelar el fallo del titular del Juzgado de Garantías Nº3, Pablo Raele, no está vinculado a la causa. Y, como el fiscal Jorge Paolini no apeló ni la Cámara tomaron en consideración el recurso presentado por el abogado, Casación sostuvo que no cuenta con legitimación.

En rigor, en su momento, Raele fue quien dictaminó que no existían pruebas para vincular al ex gobernador con un posible enriquecimiento ilícito. Luego, un abogado particular planteó la nulidad de lo actuado, que, finalmente, no tuvo resultado favorable.

“Se rechaza, con costas, el recurso de casación deducido y, por consiguiente, confirma la sentencia dictada oportunamente por la Sala IV de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del departamento judicial La Plata”, indica la resolución.