La oposición vino desde el vidalismo, cuando el secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires cuestionó la decisión del Ejecutivo nacional de establecer la movilidad del feriado  que conmemora el último Golpe de Estado. Reclamó "mayor diálogo" con los organismos.

El secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón, se manifestó en contra del Decreto por el cual deja de ser inamovible el feriado del 24 de marzo correspondiente al Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

“Todo lo que se refiera a cuestiones que son esenciales para los organismos, deben ser trabajadas y consensuadas con ellos previamente”, opinó el funcionario bonaerense, para referirse al aluvión de críticas que recibió la medida, por no haber sido al menos consultada a los organismos de DDHH.

Según consignó DIB, Cantón remarcó que “si ellos consideran que el feriado es inamovible, creo que se debería haber tenido en cuenta esa posición”.

“No estamos hablando de un hecho de hace cien años y que el feriado es por eso. Ocurrió hace poco y hay gente que fue víctima directamente de eso. La gente está muy activa”, fundamentó.

Para terminar, indicó que la decisión se encuentra lejos de ser “la manera más correcta de avanzar en un diálogo positivo”.