Los trabajadores de la Asociación de Judiciales Bonaerenses (AJB) comenzaron un nuevo paro por la discusión salarial con el gobierno de María Eugenia Vidal.

La medida es una respuesta al decreto de la gobernadora bonaerense, quien otorgó una suba cercana al 4% a cuenta de futuros aumentos y fue rechazada de plano por el sector, que la consideró como una "nueva muestra de autoritarismo del Ejecutivo provincial".

"La semana pasada asistimos a una nueva demostración de la ausencia de vocación al diálogo de parte del Ejecutivo provincial. No sólo convocaron a la AJB por una orden judicial, sino que ante el rechazo de la oferta salarial recibimos como respuesta un adelanto a cuenta dispuesto por decreto", sentenció el Secretario General de la AJB, Pablo Abramovich,.

La decisión de la administración Vidal de otorgar una suba "a cuenta" generó un enojo dentro de la cúpula gremial, aunque la intención de la Gobernación es "que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo frente a la inflación y a la espera de un acuerdo", pero además, tiene la intención de bajar la conflictividad dentro de cada sector.