El pasado viernes, el intendente de Lomas de Zamora, Martin Insaurralde, confirmó el test positivo de coronavirus. Desde aquel día, y por tratarse de un “paciente de riesgo” por el antecedente de una enfermedad oncológica, el equipo médica decidió su “internación preventiva”.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia y amigo personal del intendente, Federico Otermín, relató en dialogo con la Agencia Telam: "Tiene el malestar físico típico de la enfermedad: fiebre, pérdida de gusto y dolor corporal, pero ayer pasó una mejor noche y todos tenemos la expectativa de que siga mejorando”.

Además, Otermín detalló que el intendente "está bien cuidado en el Hospital Municipal de Llavallol, que es un hospital público construido por el Municipio de Lomas" y agregó que, "a medida que baje la fiebre se evaluará que continúe la recuperación en su casa".

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, coincidió, en declaraciones a esta agencia, que Insaurralde "está de buen ánimo" y que, si bien todavía presenta fiebre, con dosis de paracetamol, "está controlada" la temperatura.

"Está al tanto de todo, muy pendiente de la gestión y recibiendo todo el tiempo el amor de su familia y también de los vecinos y vecinas de Lomas de Zamora, que lo adoran", declaró.