En la provincia de Buenos Aires hay alrededor de 600 barrios privados. Un tercio es trucho: es decir, no tiene los papeles en regla y, por ende, no paga los impuestos correspondientes. Esa ilegalidad no suele generar indignación en la sociedad...

Según describió Cristian Girard, titular de ARBA, el ente que se ocupa de la recaudación en Buenos Aires, hay 230 barrios privados irregulares. La gran mayoría figura como "terreno rural", por lo cual paga impuestos muchos más bajos que si se tratara de una urbanización, muchas veces de lujo. Por esa irregularidad, muchos propietarios en los countries no tienen la escritura al día. Todo trucho. 

Según Girard, esa irregularidad le costó a Buenos Aires más de 1500 millones de pesos en elusión fiscal. 

En diálogo con AGENCIA PACO URONDO, el funcionario contó que ya identificaron casi 200 urbanizaciones de este tipo que estaban con papeles flojos. A 102 ya los intimaron porque los van a evaluar de oficio. Además, hay otros 60 a los cuales van a fiscalizar en el terreno, cuando se termine la cuarentena. Mientras, se le pedirá a los desarrolladores urbanos toda la documentación, para tratar de avanzar en la puesta al día.