"Todos unidos triunfaremos", reza la marcha peronista. En el Frente de Todos están convencidos de que es así. Por eso, a un año del comienzo de su gobierno, el presidente Alberto Fernández se mostró junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la vicegobernadora y ex intendenta de La Matanza, Verónica Magario, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe del bloque K y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner. El encuentro emblemático se realizo en La Plata. 

Desde la platea observaba buena parte del Gabinete nacional (el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el Canciller Felipe Solá, el ministro de Vivienda Jorge Ferraresi, el de Obras Públicas Gabriel Katopodis, el del Interior Eduardo ‘Wado’ De Pedro, entre otros); varios intendentes bonaerenses como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Espinoza (La Matanza) y Mayra Mendoza (Quilmes); sindicalistas como Hugo Moyano y Antonio Caló; y simpatizantes del gobierno del Frente de Todos como la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini.

Los discursos de todos los dirigentes fueron muy contundentes y resaltaron la unidad del espacio. Además, bregaron por la "reconstrucción" del país después de la crisis generada por el macrismo y la pandemia de coronavirus. "Vamos a poner de pie a la Argentina. Y lo vamos a hacer juntos", subrayó Alberto. 

“Estar separados es un error. estamos aquí porque hace más de un año decidimos estar juntos. Y un año después estamos tan juntos como siempre. Me acuerdo muy bien del 10 de diciembre en el que tuvimos que asumir”, describió el mandatario. Y agregó: “Tengo una imagen de Cristina, frente a la plaza, en la que me dijo: ‘Presidente, no preste atención a lo que escriban en los diarios o digan en los medios, mire los ojos de su pueblo y háblele al corazón de cada argentino y argentina’. Yo hice lo que me mandaste, fue el mejor consejo que me diste. Porque, como todos dijeron, efectivamente vivimos lo que nadie esperaba que nos toque vivir. No estaba en los planes de nadie”, dijo Fernández.

En esa línea, el Presidente concluyó: “Lo que hicimos fue avanzar nuestros más elementales conceptos éticos. Dejame que te diga algo Cristina: Axel ganó, pero hay economistas y economistas. Axel ganó porque lo primero que tiene en su corazón es compromiso con el pueblo. Nosotros tenemos ese mismo compromiso, y no vamos a ceder”.

Por su parte, Cristina también dio un mensaje muy contundente. "Necesitamos funcionarios y legisladores que ocupen sus sillones para defender los intereses de su pueblo", advirtió. Y siguió: "Los ministros y las ministras que tengan miedo, que se busquen otro laburo", cerró.