El texto realizado por varios economistas del PJ fustigó las principales iniciativas impulsadas por Cambiemos en la provincia de Buenos Aires y en el país. La suba del dólar, el endeudamiento y la fuga de capitales, entre otros son las variantes que analiza el informe.

La Comisión de Economía del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires -integrada por los economistas Roberto Feletti, Silvina Batakis, Débora Giorgi, Mercedes La Gioiosa, Arnaldo Bocco, Antonio Mezmezián, Axel Kicillof, Martín Pollera y Cristian Girard- presentó su Documento de Trabajo N° 3 en el que analizó la gestión económica del gobierno de Mauricio Macri.

En el informe se destaca un párrafo especial al endeudamiento en la Provincia. Dicen los economistas de este equipo: “Durante el primer año de la gestión de Cambiemos, la deuda de la provincia de Buenos Aires, medida en dólares, creció un 31,9%, pasando de U$S 9.362 millones en diciembre de 2015 a U$S 12.353 millones en diciembre de 2016. Luego, transcurridos los primeros tres trimestres de 2017 la deuda se ubicaba en U$S 15.002 millones. Según el último dato publicado por el gobierno provincial el incremento alcanzó el 60% desde el cambio de gestión. La gobernadora María Eugenia Vidal hizo crecer la deuda pública de la provincia de Buenos Aires en aproximadamente U$S 5.700 millones, en términos netos, en los dos primeros años de su mandato, batiendo récords dudosamente elogiables, como haber sido Buenos Aires la provincia que más deuda emitió”.

El análisis incluye otro dato llamativo: “Este endeudamiento récord se registró aún a pesar de haber recibido transferencias desde Nación por casi $90.000 millones ($38.000 millones en 2016 y $51.000 millones en 2017). De hecho, la Provincia de Buenos Aires tuvo una presencia tan activa en los mercados de deuda internacionales, que llegó a ubicarse en el puesto Nº22 en el ranking de emisión global elaborado en base a datos de Bloomberg”.

“La intervención record en el mercado de divisas que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri no sólo es inédita sino que es insustentable”. En sólo dos meses el Banco Central de la República Argentina (BCRA), para evitar una disparada del dólar, vendió “US$4.000 millones, es decir $82.000 millones. Esa cifra dilapidada en 2 meses equivale a 8 veces los recursos que el Presidente quiere que los gobernadores resignen de sus distritos para compensar los subsidios tarifarios que el gobierno nacional eliminó”.

La presión sobre el dólar también se acentúa por “las políticas de apertura de la economía y los déficits comerciales experimentados en 2017 y el que se proyecta para el 2018”. “El rojo comercial de 2017 cerró con un déficit de U$S 8.471 millones, superior al provocado por el Efecto Tequila en 1994. Las importaciones crecieron casi 20% y apenas logramos exportar menos del 1% respecto de 2016”, destaca el informe.