El gremio nacional docente convocó el viernes por la tarde a un paro de 48 horas para el lunes y el martes próximos y le exigió al gobierno de Macri que convoque a paritarias nacionales y que “negocie sin topes salariales”.

Lo comunicó la secretaria general, Sonia Alesso, acompañada por Roberto Baradel, titular de Suteba.

Por amplia mayoría el congreso extraordinario del gremio que congrega a la mayor cantidad de docentes del país definió la medida de fuerza y llamó a una movilización al Congreso Nacional para el lunes a las 11 de la mañana. Alesso expresó que “los congresales de CTERA discutimos y planteamos el plan de lucha. No puede ser que muchos maestros argentinos hoy sean pobres”. En esa línea, responsabilizó al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, “por derogar por decreto la ley del Congreso que garantiza la paritaria nacional docente”. Asimismo contrastó con la paritaria nacional de 2015 en la que se llegó a un acuerdo, mientras que este año y el anterior “fue muy distinto” por la falta de esa herramienta de negociación.

A días del comienzo de clases, sólo las provincias de Misiones, San Juan, Salta y Tucumán cerraron paritaria con su gobierno. Por su parte, los docentes de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Río Negro y San Luis resolvieron convocar a medidas de fuerza. Alesso señaló la responsabilidad del gobierno nacional por los “conflictos provinciales” y por presionar a mermar las ofertas salariales al 15% en la mayoría de los casos, o al 12% en el caso de la Ciudad de Buenos aires, cuyos gremios también convocaron al paro para el lunes y martes próximos.

Respecto de la posición de la mayor parte de las provincias, denunció que “los gobernadores quieren eliminar el Fondo nacional de incentivo docente”, posición que llevaría a nuevos conflictos “si esto sigue así”.

La dirigente de CTERA negó que tomaran a los “chicos como rehenes”, en referencia al discurso de apertura de la Legislatura provincial de la gobernadora Vidal, y expresó la necesidad de abandonar “el lenguaje bélico (...) porque la escuela es un ámbito de paz, libertad e igualdad”.

El secretario general de la UTE y secretario gremial de Ctera, Eduardo López, en declaraciones a la prensa explicó que “una parte de los salarios de los docentes lo paga el gobernador de cada provincia, la otra parte la pagan Macri y Finocchiaro, y esa parte está congelada. Si se actualizara, llegaríamos a un piso del 20%”.

Además, los participantes del congreso de todas las provincias votaron sumarse al #8M, el paro nacional de mujeres del jueves 8 en el marco del Paro Internacional de la Mujer, más allá del conflicto salarial.

Fuente: Tiempo Argentino