En los distritos del AMBA que se ubican en la provincia de Buenos Aires comienza lo que el gobernador Axel Kicillof definió como "cuarentena intermitente" con la reanudación de industrias que fueron cerradas hace tres semanas. Cada empresa deberá abrir con protocolos sanitarios y transporte propio para el traslado de sus trabajadores.  

En tanto, el miércoles 22 abrirán los comercios barriales. Entre los locales que abren ese día están los de venta de ropa, con la particularidad de que deberán atender sin dejar ingresar a los clientes al local. Con protocolos de seguridad e higiene, y distanciamiento social, la flexibilización incluirá locales de ropa, calzado, jugueterías, agencias de juego de lotería, y servicios de comida y bebidas bajo la modalidad take away.

Mientras que el próximo lunes 27 de julio se habilitarán los servicios de mudanzas, inmobiliarios, martilleros, jurídicos, notariales, de contaduría y auditoría; servicios de mantenimiento de hogares, arquitectura, ingienería, kinesiología, nutricionistas, peluquería y estética.

En la provincia de Buenos Aires la salida de menores de 12 años está permitida para que acompañen a sus padres en la realización de compras en comercios de cercanía. Pueden hacer una vez por día y solo un chico por padre.

Los 35 distritos bonaerenses del AMBA en los que empieza esta flexibilización escalonada son: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Cañuelas, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Exaltación de la Cruz, Ezeiza, Florencio Varela, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Marcos Paz, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Suipacha, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.