Todos los pasajeros que regresen al país del exterior a la provincia de Buenos Aires, deberán realizar siete días de cuarentena estricta. Los primeros cuatro los pasarán en un hotel y se harán cargo de los costos, mientras que las tres jornadas restantes lo harán en sus domicilios particulares.

Así lo anunció este martes el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, en conferencia de prensa junto al Gobernador Axel Kicillof. Las medidas surgen como respuesta a un dato que generó alarma en las autoridades bonaerenses: cerca del 40% de las personas que volvieron del exterior incumplieron el aislamiento obligatorio, situación que fue verificada por los controles que el Ministerio de Salud viene realizando conjuntamente con la Dirección Nacional de Inmigraciones.

"Estamos trabajando con nuestros equipos técnicos: toda aquella persona que ingresa del exterior con domicilio en la provincia de Buenos Aires se va a tener que aislar durante cuatro días en hoteles que vamos a poner a disposición", dijo el funcionario. Será "a costo de aquellas personas que regresan del exterior, y después van a tener que cumplir el aislamiento total en su domicilio", agregó. O sea, de los siete días, cuatro serán en un hotel y tres en su domicilio

Además, "también tendrán que firmar una declaración jurada específica para la provincia de Buenos Aires en donde antes de salir del país se comprometen con el cumplimiento de esta normativa".

Y por otra parte, Bianco adelantó que "en el caso de que detectemos que hay incumplimiento del aislamiento obligatorio domiciliario, vamos a estar aplicando más allá de la eventual denuncia penal, una multa de hasta 4.3 millones de pesos". Todo esto comenzará a regir desde este jueves 1 de julio.

A la hora de fundamentar las medidas, el gobernador Axel Kicillofse refirió a la necesidad de “demorar la circulación de la cepa Delta en nuestro país, ya que es más contagiosa y puede poner en riesgo los esfuerzos que todos hemos realizado”.

“Como sucede en otros países del mundo, ya que no es un invento argentino, tomamos las medidas necesarias para que la cepa Delta no circule rápidamente entre nosotros”, dijo Kicillof y concluyó: “Vamos a hacer todo lo que sea necesario para cuidar al pueblo de la provincia de Buenos Aires”.