El Tribunal Oral Federal de Mar del Plata dio a conocer el veredicto de la megacausa “Subzona 15”, que recabó evidencias sustentadas por más de 300 testigos que permitieron esclarecer parte de lo ocurrido entre 1976 y 1983, bajo la última dictadura militar.

El proceso enmarcó privaciones ilegales de libertad, torturas, asesinatos y desapariciones de 272 víctimas desde los centros clandestinos operados por las Fuerzas Armadas y de Seguridad del país durante finales de los años 70 e inicios de los 80.

Este megajuicio tuvo como novedad que 31 imputados se “sentaron” por primera vez en el banquillo. Además, llegaron a esta instancia de debate oral por primera vez 97 casos que fueron reconstruidos a partir de las pruebas incorporadas al juicio y los testimonios escuchados en estos meses de audiencias.

El veredicto final se dio a conocer mediante una audiencia web, que sin contar con la presencia de los familiares de las victimas por cumplimiento de las medidas de seguridad ante la pandemia, continuó su curso donde 35 personas recibieron condenas.

Además de los 28 acusados que recibieron cadena perpetua, fueron condenados otros 7 imputados que recibieron penas de entre 7 y 25 años de prisión. Otros cinco acusados fueron absueltos

De acuerdo a la información publicado por el Ministerio Público Fiscal, los condenados fueron: Virtom Modesto Mendiaz (condenado a prisión perpetua), Alfredo Manuel Arrillaga (prisión perpetua), Eduardo Jorge Blanco (prisión perpetua), Jorge Luis Toccalino (prisión perpetua), Carlos Alberto Suarez (prisión perpetua), Fortunato Valentín Rezzet (prisión perpetua), Juan Carlos Aiello (siete años de prisión) y Hugo Ernesto Pabón (prisión perpetua).

También fueron condenados miembros de la Sección Inteligencia de la Base Aérea Militar de Mar del Plata, dependencia que colaboró en los secuestros y los torturas aplicadas a las víctimas que fueron alojadas en el centro clandestino de detención “La Cueva”, y en la que revistaba -como suboficial- Gregorio Rafael Molina, el primer condenado por delitos contra la integridad sexual dentro de un centro clandestino, categorizados como delitos de lesa humanidad. De esta sección fueron condenados su jefe Alcides José Cerutti (prisión perpetua) y Gonzalo Gómez Centurión, quien recibió una pena de 12 años y se ordenó su inmediata detención.

En virtud de la unificación de las causas “Cueva 2”, “Base 5” y “Subzona” y “Base Naval”, fueron juzgados también el Jefe del Estado Mayor de la FT 6, Justo Alberto Ignacio Ortiz (quien recibió la pena a prisión perpetua); los jefes de Operaciones de la Fuerza de Tareas N°6, César Enrique Martí Garro (10 años), Eduardo Carlos Frías (prisión perpetua), Mario Blanco Azcarate (prisión perpetua) y Alfonso Eduardo Nicolás (prisión perpetua); los Jefes de las Unidades de Tareas en las que se dividieron los Grupos de Tareas 6.1 y 6.2 -que integraron la FUERTAR 6-: Raúl César Pagano (prisión perpetua), Alfredo Raúl Weinstabl (prisión perpetua), Luis Héctor Bonanni (prisión perpetua); los jefes de la Agrupación Buzos Tácticos: Rafael Alberto Guiñazú (prisión perpetua), José Omar Lodigiani (prisión perpetua) y Carlos María Robbio (prisión perpetua); al segundo Comandante del Grupo Tareas 6.2, Omar Ramón Gronda (prisión perpetua); y a miembros de la Agrupación Comandos Anfibios, U. T. 6.1.1, Ernesto Davis (prisión perpetua).

A su vez, llegaron a juicio miembros de la Central de Inteligencia de la FUERTAR: Julio César Fulgencio Falcke (condenado a la pena de prisión perpetua), Héctor Raúl Azcurra (prisión perpetua), Oscar Ayendez (prisión perpetua) y Policarpo Vázquez (prisión perpetua).

Entre los Jefes de los Departamentos de Sanidad de la Base Naval y de la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina, se encuentran Raúl Enrique Pizarro (recibió la pena de prisión perpetua), Carlos Arturo Mansilla (7 años y 6 meses), y Miguel Ángel Domingo Parola (10 años).

Por otro lado, fueron condenados los Jefes de la Prefectura Naval Mar del Plata así como los Jefes y miembros de la Sección Informaciones de esta fuerza que funcionó como agencia de colección de la FUERTAR 6:  Juan Eduardo Mosqueda (a quien se le dio una pena de 25 años de manera unificada con las condenas recibidas en Base Naval 2 y 3); Ariel Macedonio Silva (quien recibió una pena de 22 años también de forma unificada con las recibidas en Base Naval 2 y 3), Néstor Ramón Eduardo Vignolles (condenado a prisión perpetua), Osvaldo Gaspar Siepe (prisión perpetua) y Eduardo Héctor Vega (prisión perpetua).

Por otra parte, resultaron absueltos Eduardo Carlos Isasmendi Sola, Juan Roberto Contreras, Silverio Abel Cortez, Juan Tomás Carrasco y Juan Alberto Rincón.