El Secretario General de ATE de la Provincia de Buenos Aires consideró como muy baja la oferta planteada por las autoridades provinciales y luego de convocar a esa medida de fuerza analizó los pormenores de la misma.

Oscar de Isasi, conversó hoy en Radio La Plata acerca de  la jornada de protesta por aumento salarial que impulsó la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en la que se  rechazó el suba en los salarios propuesto por las autoridades provinciales llamando a una medida de fuerza con paro y movilización que se realizó hoy.

“Podemos medir en hospitales, en organismos de niñez y en las escuelas,  que se trabajó como si fuera feriado. Aunque en La Plata hay perfeccionamiento docente, tuvimos un altísimo nivel de acatación, como lo venimos teniendo desde hace bastante tiempo” y agregó que esto se debe a que los reclamos son tan justos y tan necesarios y la falta de respuesta tan evidente que “nuestros compañeros y compañeras adhieren y la verdad que sentimos un muy fuerte respaldo y esperamos que el gobierno reciba este mensaje sindical y reflexione”, aseguró De Issasi.

En cuanto a la oferta que ofreció el gobierno para los trabajadores del Estado, de Isasi reflexionó: “Prat Gay dijo que el 43% iba a ser la proyección inflacionaria para el 31 de diciembre, nosotros tenemos un salario mínimo de 9. 600 pesos y nos ofrecen un aumento promedio de 350 pesos para el 80% de los trabajadores”.

Por otro lado, el dirigente gremial habló sobre su preocupación por la situación de los trabajadores contratados que a fin de año se quedarían sin trabajo, y ante lo cual el gobierno dice no tener respuesta, “hay 15.000 trabajadores del Estado provincial que el 31 de diciembre vence su relación laboral. Estamos hablando de auxiliares de la educación, que todos los días hacen la limpieza institucional en las escuelas, hacen la comida o dan de comer a los pibes, los trabajadores de niñez, administrativos en general”, y agregó “exceptuó los de salud porque ahí alcanzamos un acuerdo después de una movilización donde se garantizaba la continuidad laboral de los becarios, que son 5.000”, aseguró De Isasi.

Asimismo, el dirigente opinó sobre el accionar del gobierno bonaerense, “quieren terminar con la precarización echando a todos los precarios. Y parece que las medidas son esas, porque los que están en la pobreza los mandan a la extrema pobreza. Los trabajadores  precarios todos los días tienen que estar demostrando que son trabajadores contra el sketch de Susana Giménez que, a escala planetaria, muestra que somos todos vagos.”

En cuanto a la cuestión salarial y la distancia entre lo que exige ATE y lo que ofrece el gobierno, De Isasi afirmó, “la primer distancia que se advierte es conceptual nosotros hablamos de recuperar el poder adquisitivo del salario, ellos hablan de que nos quieren dar lo mínimo indispensable porque no les queda otra”, y agregó que cuando se reunieron con Eugenia Vidal en diciembre de 2015, le plantearon “que había que abordar dos situación concretas: una de urgencia, cómo hacemos para recuperar el poder adquisitivo del salario que vamos a perder en el 2016 que por lo menos nos permita empardarle a esa pérdida y arrancar el año que viene la discusión salarial por lo menos habiendo recuperado eso, eso tiene un porcentaje que es el 22% tomando lo que dice Prat Gay que la inflación va a rondar el 41 %, 42%, 43%, por lo tanto el 22% en un salario mínimo debería ser de 2.112 pesos”

La segunda situación a la que hace referencia el dirigente tiene que ver con la política estratégica de recuperación del poder adquisitivo del salario. Isasi afirmó que le planteó al gobierno que era necesario “tener políticas activas que nos permitan recuperar aquella relación que teníamos a finales de 2007,  cuando teníamos un salario mínimo era equivalente a la canasta básica, es decir, no había ningún estatal pobre”, y agregó, “cuando se va Scioli, se depreció mucho el salario, más allá de lo que dice de que nunca estuvo por debajo de la inflación, era en realidad del 48 % de una canasta básica. María Eugenia Vidal lo llevó en estos meses a  45%, entonces planteamos la necesidad de recuperar ese equivalente de una canasta básica igual a un salario mínimo”, finalizó Oscar de Isasi.