El colorado Francisco de Narváez no se achica ante la omnipresencia y la promoción que tuvo Martín Insaurralde en estos últimos meses, a raíz de su casamiento con Jesica Cirio.

El diputado y precandidato a gobernador del massismo visitó la localidad de Junín, y aprovechó para invitar de manera explícita al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, para que se sume al espacio massista.

Acompañado por el jefe comunal local, Mario Meoni, De Narváez dio un contundente mensaje al exdiputado nacional del oficialismo. “Tanto Insaurralde como otros que quieran venir a aportar, van a ser bienvenidos. Nuestra interna va a ser ejemplar. Vamos a demostrar que somos capaces de debatir ideas y acciones”, expresó.

En la misma línea, dejó en claro que “todos los integrantes” del Frente Renovador tienen un mismo objetivo en común: “Que Sergio Massa sea presidente”.

Por su parte, el alcalde juninense suena como posible candidato a vicegobernador del ex dueño de Casa Tía.

Ex radical K, luego radical cobista y hoy en el massismo, Meoni aseguró que la candidatura de De Narváez “nos tres tranquilidad”, al tiempo que “jerarquiza el espacio y nos da la certeza de que a partir del 10 de diciembre vamos a tener un gobernador que está pensando en el territorio bonaerense”.

La presencia del aspirante a la gobernación provincial se da dio en el marco de una intensa recorrida que llevó a cabo por distintos municipios enrolados en el massismo, como Olavarría y San Miguel.

De Narváez sigue apostando fuerte a una campaña de mucho despliegue, con hincapié en su histórico discurso de mano dura.