"Si dejamos las diferencias de lado, el kirchnerismo se termina", así el precandidato a la gobernación bonaerense por el Frente Renovador reiteró sus pretensiones políticas de una interna opositora que, según considera, culminaría con las chances del Frente para la Victoria, a nivel nacional.

De Narváez pidió "un gobierno de coalición" y evitar "el riesgo de que la Presidente se quede en el poder"

Para el legislador "el 60 por ciento del país no quiere que el kirchnerismo continúe". En ese sentido, argumentó su iniciativa: "Quienes representamos a la mayoría que no quiere que siga el kirchnerismo debemos ir a un gran debate. Allí presentemos nuestras ideas para que la gente elija un candidato. De esta manera el 10 de diciembre el kirchnerismo se queda sin poder y viene un gobierno de coalición".

El precandidato a gobernador bonaerense del Frente Renovador analizó que "está el riesgo de que Cristina Kirchner se quede en el poder. Ponemos demasiado en juego. Por eso, hay que dejar las diferencias de lado y el kirchnerismo termina el 10 de diciembre".

De Narváez reiteró su convocatoria a otras fuerzas políticas de la oposición y propuso "una coalición de gobierno durante 4 años con los mejores hombres de cada fuerza política, con una agenda de gestión en la que podamos coincidir. De esta manera vamos a poner a la Argentina en otro camino".