La semana pasada se dio a conocer a través del Boletín Oficial, que la mandataria de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, había decreatado el congelamiento del pase a planta permanente de los trabajadores del estado por el peíodo de un año con posibilidades de renovación.

Los gremios estatales decidieron acurdir a la justicia para pedir la incostitucionalidad del decreto, por "avasallamiento de los derechos de los trabajadores"

“La Emergencia y congelación de vacantes, teniendo en cuenta los derechos que se vulneran con las mismas, no se encuentra debidamente fundamentada, ostentando por tanto falta de razonabilidad de la mentada ley y decretos pertinentes”,aseguraron los dirigentes gremiales en la presentación del escrito.

En la misma línea argumentaron que el gobierno busca "precarizar las relaciones laborales hoy existentes, dando de baja las mismas y volviendo a contratar a idénticos con sujetos con normativa más pobre en derechos”.

“Entre el 30 de junio y el 30 de agosto hay un universo de trabajadores de estos 15 mil a los que se les vence el contrato y no sabemos qué va a ocurrir con ellos, porque el Gobierno decreta el congelamiento de las vacantes pero no ha resuelto la situación laboral de estos trabajadores”, advirtieron desde ATE.

La medida decretada por la gobernadora María Eugenia Vidal, afecta a más de 15 mil trabajadores públicos.