Este martes, el municipio de La Plata, a cargo de Julio Garro, despidió “sin explicaciones” a 50 promotores de salud que realizaban los operativos Detectar en los barrios periféricos de la ciudad.

Ante la noticia de la caída de sus contratos, organizaciones sociales reclamaros ser convocados a una Mesa de Diálogo Social junto a distintos sectores y funcionarios municipales, donde entregarán un petitorio para solicitar la reincorporación de los promotores de salud.

Una de las funciones de los trabajadores, bajo el contexto de la pandemia del coronavirus, es recorrer diferentes barrios de la capital provincial encabezando los operativos DetecAr.“Este mes no dieron de baja. No nos atienden el teléfono, no nos da reuniones y tampoco respuestas”, señaló Fabiana Curia, una de las promotoras de salud perjudicadas, a un portal platense.

“Nos dieron ninguna explicación. Estábamos trabajando entre 5 y 6 horas, según la cantidad de manzanas y la cantidad de testeos. Lo único que queremos es la reincorporación de todas las compañeras”, completó Curia.

La semana pasada, se vivieron horas de mucha tensión en la puerta del palacio municipal, cuando organizaciones sociales intentaron ingresar “por la fuerza” al edificio de calle 12 por un reclamo por la reducción de la asistencia alimentaria en los barrios populares. Ese hecho daño las relaciones entre las organizaciones y el Ejecutivo local que denunció un “intento de toma”.

En esa marcha, uno de los reclamos de las promotoras de salud fue un aumento salarial que eleve la cifra de los actuales $6.800, monto que no alcanza un 50 por ciento del Salario Mínimo Vital y Móvil. Además, denunciaron que tampoco gozan de aportes jubilatorios ni obra social.