Ayer el Concejo Deliberante de San Nicolás puso nuevamente en tela de juicio la rendición de cuentas correspondiente a 2019 y de allí surgieron las irregularidades sobre un posible desvío de fondos.

Así, el municipio que encabeza la familia Passaglia, ahora con Manuel Passaglia como intendente, habría utilizado $26.515.746 del Fondo de Financiamiento Educativo y de $2.400.000 del Fondo de Fortalecimiento de Programas sociales, para financiar parte de la compra de un terreno utilizado como Predio Ferial y Autódromo, actual sede de la Expo-Agro.

Las dos partidas presupuestarias que presuntamente habrían sido desviadas tenían que ver con: en el primer caso, el acceso a la educación de niños y niñas en situación de vulnerabilidad, compra de materiales educativos y otras necesidades; y en el segundo, destinada a un programa social que se encarga de la compra de alimentos y diferentes asistencias para la población más pobre.

En parte del extenso documento que detalla la partida utiliza en 2019, se especifica que las cuentas bancarias utilizadas para realizar el pago fueron la “51823/9” y la “50107/7”. Son las cuentas en donde están depositados los fondos educativos y el de programas sociales.

La oposición rechazó la rendición de cuentas y dijo que “agotará todas las instancias administrativas hasta conseguir una respuesta”, de lo contrario acudirá a la justicia.

Además, del análisis de la partida que los concejales estudiaron de acuerdo a los gastos correspondientes del año 2019 surgieron más irregularidades. Según los concejales de la oposición, hay un claro faltante en los Fondos Afectados, el dinero que recauda el municipio o recibe desde Nación y Provincia.

Según consignaron, el saldo debería ser de $424.490.462, pero en la rendición de cuentas que se debatió en el HCD local, solo se encontraron $112.656.617.

Todavía no se sabe qué ocurrió con esos $311 millones faltantes. Desde el Ejecutivo local optaron por el silencio hasta ahora.

El dato final, que parece poner en más aprietos al intendente Passaglia, es que aún en caso de la polémica utilización de esos fondos sociales, la ley de presupuesto prohíbe utilizar esos fondos, y solo lo habilita para “casos excepcionales”. ¿La compra de un predio que utiliza parte del agro para sus ferias comerciales reviste ese carácter?

Fuente: Infocielo, Política Argentina