El grupo de Curas de Opción por los pobres se reunió con senadores de Unidad Ciudadana para analizar el impacto real de la rebaja de impuestos sobre las tarifas anunciada por la gobernadora.

Luego del encuentro realizado en la parroquia “Nuestra Señora de las Lágrimas” de San Francisco Solano, en la localidad de Quilmes, el párroco Eduardo De la Serna sostuvo que “la gobernado no se está haciendo cargo de que forma parte de este gobierno y es responsable del aumento de las tarifas”.

Con respecto al anuncio de la quita de impuestos provinciales en las boletas de servicios, el cura remarcó que “parece una broma. Ahora dicen que bajaron un poquito pero antes ya nos subieron tanto que este anuncio es insignificante. Es como dar diez pasos adelante para retroceder uno”.

Por su parte, la jefa del bloque en el Senado bonaerense, Teresa García, aseguró que “la gente está desesperada y la Gobernadora Vidal, en lugar de defender a los vecinos para que bajen las tarifas, les asegura el negocio a las empresas eléctricas”.

“Vinimos a interiorizarnos sobre las preocupaciones que recogen los curas en los barrios, sobre todo del tema tarifas y analizar con ellos cómo esto afecta a las familias” explicó la legisladora, al tiempo que resaltó que “lo que observamos es que de a poco los bonaerenses van teniendo que elegir no sólo si pueden hacer una salida en familia, sino que ya tienen que elegir entre comprar zapatillas a sus hijos, pagar un servicio o ver qué se puede comprar para la cena” aseguró

Del encuentro también participaron los curas Ignacio Blanco; Marcelo Ciaramella, Carlos Gómez; Francisco  Olveira, Ricardo Carrizoa, Carlos Vázquez, Eduardo Peralta, Felix Gibbs y Mónica Brizuela.

En representación de la bancada de Unidad Ciudadana, estuvieron los senadores Cecilia Comerio, Jorge Romero, Federico Susbielles y Gervasio Bozzano.