Acatando el pedido del gobernador Axel Kicillof, que solicitó a la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) que intensifique su labor fiscalizador sobre los sectores concentrados de la economía, los segmentos sociales que exhiben alto poder adquisitivo y aquellos rubros de la producción con indicios de mayor incumplimiento, detectaron que un sector del campo evadió impuestos por $354 millones.

A través de herramientas de análisis e inteligencia fiscal que surgieron del Índice Verde que elabora ARBA y, a partir de imágenes satelitales, el ente provincial pudo identificar el tipo de cultivo y superficie cosechada en distintas ciudades agropecuarias. 

Sobre esos valores, y en función de otras variables y parámetros, se aplicó un rinde promedio que posibilitó calcular el nivel de ingresos tanto por cultivo de granos como por arrendamiento de inmuebles rurales. En ese sentido, el titular de ARBA, Cristian Girard, destacó que las irregularidades descubiertas “abarcan operaciones de los últimos años”, en el período 2016-2019 y puntualizó que “el cruce de datos con imágenes satelitales e información del régimen nos permitió detectar serias inconsistencias en las declaraciones juradas”.

Fuente: El Destape